NÉSTOR BENITO, UN MAESTRO EN LA GUITARRA DECACORDE
Lunes 27 de Octubre del 2003
Según documentos en poder del músico bonarense Néstor Benito y especialistas en la materia, que datan de entre 1963 y 1964, el maestro Narciso Yepes, creó la guitarra decacorde (de diez cuerdas), que fue constituida por el luthier español José Ramírez. Yepes dio su primer concierto con esta guitarra, en Berlín, en 1964.

La guitarra decacorde, tiene sus diez cuerdas montadas sobre el diapasón, lo cual permite que el sonido se acreciente notablemente debido a los equísonos y simpatía que generan las cuatro cuerdas agregadas. Esta guitarra brinda la ventaja de poder ejecutar obras que fueron escritas originalmente para laúd o vihuela, sin necesidad de transcripción previa.

En cuanto al campo de la música contemporánea, ofrece enormes posibilidades, ya que cuenta con una mayor gama de sonidos y de recursos técnicos. En 1981, Néstor Benito encargó al luthier José Yacopi, de la Argentina, la construcción de la guitarra decacorde que utilizó para la grabación del álbum "Néstor Benito. Guitarra sola" (Discos Pentagrama, 2003).

Esta guitarra es prácticamente igual a la creada por Narciso Yepes, con lo cual el escucha exigente podrá quedar satisfecho. Para comprobar lo aquí escrito, debe adquirir el disco mencionado, en el cual Néstor Benito escogió para la grabación obras de José Franchini y Eduardo Falú, además, claro, de incluir sus propias composiciones.

Franchini dedicó dos obras suyas, la suite "Las Pampas" y "Danzas de la tierra roja", a Néstor Benito, mismas que fueron compuestas por cinco movimientos la primera y la segunda pieza por cuatro. La suite "Las pampas" fue compuesta en 1979 en homenaje a este compositor argentino que realizó sus estudios de guitarra desde edad temprana, precisamente con José Franchini.

Según datos proporcionados por Discos Pentagrama, la idea de componer y dedicarle las piezas a Néstor Benito surgió de la inspiración en los motivos de las danzas tradicionales del folclore argentino, combinando la gracia y la dulzura de la Zamba, con lo rítmico y pintoresco del Gato y la Milonga.

"El estilo, conjuga lo meditativo con el ritmo milongueado tan típico de los estilos pampeanos, concluyendo con el Malambo Pampeano, danza arrolladora de gran complejidad técnica, presentando variaciones de notable colorido y efecto", señala el documento impreso en el cuadernillo del disco "Néstor Benito. Guitarra sola".

Cabe mencionar que en 1984, Néstor Benito ingresó como solista a la orquesta de cámara Los Solistas de Buenos Aires, organismo integrado por músicos de la Orquesta Sinfónica Nacional, Orquesta Filarmónica de Buenos Aires y Orquesta Estable del Teatro Colón, con lo cual forjó su preparación para llegar a ser considerado uno de los principales guitarristas decacorde de los años recientes.

Para 1994-95, Néstor Benito compuso "Interiores 2", escrita originalmente para guitarra y orquesta, consta de tres movimientos enlazados que representan la soledad, el amor y las tensiones. El nocturno "Homenaje a José Franchini" fue compuesto en 1995, para el concierto que ofreció ese mismo año en el Teatro Colón de Buenos Aires. Este fue un claro homenaje a su principal maestro.

Desde entonces, Néstor Benito rinde pleitesía a su tutor y guía. En cuanto a la obra de Eduardo Falú (1926), la "Suite Argentina", es una sucesión de temas típicos del folclore argentino antiguo, donde danzas vivaces como el Carnavalito y el Bailecito, la Zamba y el Malambo, alternan con el procesional Misa chico, que pertenece a las devociones campesinas, y la elegancia y el refinamiento del "Estilo", meditativo e intimista, todas ellas elaboradas con buen gusto y alta pericia técnica.

Para dejarlo con más ganas de escuchar el compacto de Néstor Benito, no les voy a decir a qué suenan las composiciones del argentino, para que adquieran este producto altamente recomendable. Sin exagerar es una joyita musical que bien vale la pena invertir en él.



..

 

Cerrar ventana - Close window